¿POR QUÉ UNA NUEVA ECONOMÍA?

Pareciera imposible tratar de expresar en unas pocas líneas la urgencia apremiante en la que se encuentra la humanidad hoy en día, en todos los sentidos. Tan es así que en 2015, todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas aprobaron 17 Objetivos como parte de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en la cual se establece un plan para alcanzar los Objetivos en 15 años. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) constituyen un llamamiento universal a la acción para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y mejorar las vidas y las perspectivas de las personas en todo el mundo.

El sistema económico actual ha puesto los intereses de unos pocos por encima de multitudes, así como de los recursos y ecosistemas del planeta. Es una realidad la crisis económica, ecológica y social, así como la destrucción de la capacidad del planeta Tierra de proveernos vida, tal y como la hemos conocido hasta hoy día. Tenemos la oportunidad única de redefinir el sentido del éxito y trascender la visión de que solamente las ganancias financieras o económicas son las que importan.

Han sido muchas y muchos quienes han encontrado elementos en este sistema económico, que utilizados desde la empatía y compasión por los demás seres vivos, pueden ayudar a solucionar los grandes problemas de la humanidad. Encontramos entonces una gran misión: la de poner el dinero al servicio de la humanidad. Lo mejor de todo es que todas las personas tenemos esta capacidad de empatía, por lo que es una oportunidad única y valiosa de ¡ponerla en acción!

Es en este sentido que hemos construido este proyecto, y hemos comenzado desde el 2015 especializándonos en impulsar la creación y proliferación de empresas que consideran que el impacto social y medio ambiental es igual o más importante que el retorno económico. Algunas inclusive gestadas o creadas con el propósito principal de atender a un problema. Si las empresas son el origen de muchos de los problemas actualmente, nosotros consideramos que ellas mismas pueden regenerar y propiciar un impacto positivo; todo con la fuerza de la oferta y la demanda.

Históricamente se les ha llamado de diversas formas: empresas sociales, empresas con propósito, empresas o negocios inclusivos, empresas regenerativas o empresas de triple impacto; a pesar de que las personas expertas identifican diferencias - a veces sutiles- entre estos términos, lo cierto es que están buscando contribuir a la solución de los problemas más importantes para así poder asegurar una calidad de vida para generaciones futuras, sin dejar nadie atrás.

La Red de Investigación para una Nueva Economía busca ser un espacio en donde podamos hacer uso de la ciencia con el objetivo de coadyuvar a la construcción de una economía al servicio de la humanidad y en donde no dejemos a ningún ser vivo atrás.

LinkedIn.png
LinkedIn.png